Puedes ser de los que piensan que irte de vacaciones es un lujo que no te puedes permitir… ¡pero estás muy equivocado! Las vacaciones son esenciales para tu bienestar general. No es que tengas que irte al Caribe tres semanas con todo incluido; un simple fin de semana en algún lugar tranquilo puede hacer el trabajo igual de bien.

Aquí tienes 10 razones por las que deberías tomarte unas vacaciones. ¡Léelas y vete reservando!

Por fin podrás relajarte y recuperar algo de ese muy necesario sueño.

Y sin despertadores, ¡Hurra! Las vacaciones ofrecen la oportunidad perfecta para poder recuperar horas de sueño, el cual es una parte vital de un estilo de vida saludable. Con el tiempo, la privación de sueño (ya sea por trabajar demasiado o por estrés), puede provocar bajo rendimiento mental, envejecimiento prematuro e incluso enfermedades – nuestro sistema inmunológico se fortalece mientras dormimos.

La luz del sol puede aumentar los niveles de vitamina D,

que fortalece el sistema inmunológico y ayuda a la absorción del calcio. Eso sí, asegúrate de ponerte crema solar, cada vez hay más casos de cáncer de piel.

Si viajas a algún lugar con un clima cálido,

es probable que comas más fruta fresca, ensalada y verduras, que son esenciales para mantenerte saludable.

La mayoría de la gente hace ejercicio diario durante las vacaciones,

aunque sólo se trate de un agradable paseo después de cenar. Ya sea nadar en la piscina o dar un paseo por la playa, muchas veces ni sabrás que haces ejercicio, pero probablemente estarás mucho más activo que en casa.

El agua salada del mar es ideal para la piel,

y te deja una sensación de estar completamente revitalizado.

Se generan muchos recuerdos muy felices durante las vacaciones.

Esto es genial para evitar la depresión y tener una perspectiva mucho más positiva ante la vida. También te da la oportunidad de sacar fotos de momentos inolvidables que recordarás para siempre.

Te ríes más.

Y reír es muy bueno para todo el mundo, libera endorfinas, “los químicos de la felicidad”. Esto puede reforzar tu inmunidad y ayudarte a reducir el riesgo de enfermedades.

Serás más productivo en el trabajo.

No es broma, realmente es así. Investigaciones han probado que los empleados que trabajan horas muy largas y no toman vacaciones, son menos creativos y la calidad de su trabajo empeora.

Pasar tiempo de calidad con nuestros seres queridos.

La mayoría de nosotros admitimos que no pasamos tanto tiempo con amigos, familiares y, especialmente los niños, como nos gustaría. Desconecta del trabajo y tu exigente rutina diaria y realmente disfruta de la compañía de las personas que significan más para ti. Todos se beneficiarán de ello.

Vive nuevas experiencias.

Cuánto tiempo de nuestras vidas nos pasamos repitiendo lo mismo una y otra vez, comiendo la misma comida, comprando en las mismas tiendas, viendo los mismos programas… El mundo es un lugar inmenso, lleno de oportunidades para nuevas experiencias. ¡Vívelo!

Relacionados / Related Post