Con un clima envidiable, una extraordinaria oferta hotelera y más de 350 km de costas, no hay duda de que Tenerife es un destino privilegiado para el turismo de sol y playa. Sin embargo, más allá de las impresionantes playas de arena negra (tan características de nuestro Archipiélago), la costa de la Isla está salpicada de hermosos rincones en los que el mar se filtra entre las formaciones de roca volcánica, dando lugar a increíbles charcos y zonas de baño. Una combinación de naturaleza, intimidad y aguas cristalinas que, sin duda, hará las delicias de los que buscan darse un chapuzón y disfrutar de una experiencia diferente… ¡Te descubrimos las impresionantes piscinas naturales de Tenerife!

Los charcos de Tenerife, el secreto mejor guardado

Puesto que no suelen aparecer en las guías de viajes, los charcos y piscinas naturales de Tenerife son la opción perfecta para disfrutar de un baño tranquilo, lejos de aglomeraciones, en plena naturaleza. ¡Y es que no hay nada como relajarse en este remanso de paz, mientras admiras las olas rompiendo al otro lado y las impresionantes montañas a tus espaldas! Algunas más accesibles y otras menos, unas en el norte y otras en el sur, algunas más acondicionadas -especialmente para los más pequeños- y otras más salvajes… ¡la oferta es enorme y hay muchas para elegir! Por eso, vamos a ponértelo fácil: ahí va nuestra selección de 5 piscinas naturales de Tenerife que no debes perderte. ¡Al agua, patos!

El Caletón de Garachico

De todas las piscinas naturales de Tenerife, éstas son sin duda unas de las más populares. Entre sus principales atractivos, destaca la historia que se encuentra detrás de su formación: en 1706 la erupción del volcán Trevejo -que sepultó gran parte de la localidad de Garachico- generó una lengua de lava que, al entrar en contacto con el agua, dio lugar a las caprichosas formas rocosas que, hoy en día, dan lugar a estas piscinas naturales. El Caletón es una de las zonas de baño del norte de Tenerife preferidas por las familias, ya que se encuentra perfectamente acondicionada con solárium, escaleras de acceso al agua, duchas, chiringuito... Quizás por eso, sea de las que tienen más afluencia de gente; pero que eso no te disuada: el baño que ofrecen es fantástico y, además, si te acercas hasta allí tendrás la oportunidad de descubrir el pintoresco pueblo de Garachico.

caleton garachico

Charco de la Laja

De uno de los más concurridos, pasamos a uno de los más solitarios. Y es que éste es -sin duda- uno de los charcos de Tenerife en los que más podrás disfrutar de la tranquilidad y el entorno natural… ¡por eso es posiblemente el más apreciado por los tinerfeños! Ubicado en la localidad norteña de San Juan de la Rambla, su entorno no deja indiferente a nadie: para llegar a él, tendrás que bajar por un pequeño sendero de escaleras que ofrece unas vistas espectaculares de la costa, hasta llegar a sus increíbles aguas cristalinas rodeadas de roca volcánica. Y, ya que viajas hasta San Juan de la Rambla ¡no pierdas la oportunidad de disfrutar de un exquisito arroz caldoso o un plato del mejor pescado de la zona!

charco la laja

Charco del Viento

Ubicado cerca de los anteriores, en el municipio norteño de La Guancha, éste es uno de los charcos de Tenerife favoritos para la práctica del snorkel. Su formación también se debe a erupciones volcánicas, que al llegar al mar se enfriaron dando lugar a este paraje: una bahía de gran tamaño, rodeada de restos volcánicos, con aguas claras y diferentes zonas de baño. Ésta es otra de las piscinas naturales de Tenerife que recomendamos para familias, ya que ha sido habilitada con accesos y zona de solárium, ¡pero ojo! Es importante vigilar que el mar esté en calma, ya que de lo contrario, el acceso y el baño se complican y -desde luego- no resultan muy recomendables.

charco del viento

La Jaquita

En un paseo por las piscinas naturales de Tenerife Sur, sin duda, destaca ésta, ubicada en el municipio de Guía de Isora. La Jaquita cuenta con espacios para tomar el sol y dos grandes zonas de baño que, sin duda, invitan a zambullirse en la tranquilidad de sus aguas, mientras -además- disfrutas de unas vistas privilegiadas a la vecina isla de La Gomera. ¿Nuestra recomendación? Esperar hasta el atardecer para disfrutar de la magnífica puesta de sol.

la jaquita

El Tancón

Terminamos con una de las piscinas naturales más increíbles y mágicas del sur de Tenerife. Cerca de los acantilados de Los Gigantes, se encuentra este pequeño charco en forma de cueva que, sin duda, es uno de los rincones secretos más increíbles de la zona. No se trata de un lugar muy accesible (el charco comunica con el exterior a través de una abertura) y en días en los que el mar está revuelto, no es recomendable acercarse; pero si las aguas están tranquilas, el baño será una experiencia increíble difícil de repetir.

el tancon

Si viajas a Tenerife, no dudes en seguir estas recomendaciones ¡y alojarte en Baobab Suites! Una forma diferente de conocer la Isla, sin renunciar al lujo y la comodidad que ofrecen nuestras suites.