Vacaciones: bien y en familia

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Se acabó aquel chiste de «¿Qué tal las vacaciones? ¿Bien o en familia?». Viajar con niños ya no tiene por qué condicionar el tiempo libre de los adultos. Hoy por hoy hay muchísimas experiencias que se pueden compartir para que disfruten grandes y pequeños por igual. Y sí, Tenerife —tierra de contrastes— ofrece muchas opciones para organizar un verano perfecto, valga la broma, incluso en familia. ¿Vamos?

Senderismo, playa, montaña, zonas lúdicas, sugerencias deportivas… ¡y hasta montar a caballo! En Baobab Suites se facilitan planes conjuntos para todos.

Playa de El Médano (Imagen cedida por Turismo de Tenerife).

SENDERISMO DE ENSUEÑO

Alguien dijo que un viaje se vive tres veces: cuando lo soñamos, cuando lo hacemos y cuando lo recordamos. Y como ya se sabe que hasta la aventura más larga comienza con un primer paso, ¿qué tal si nos vamos de senderismo? ¿Primera parada? Cómo no, el Teide, icono superlativo de las Islas Canarias. Un parque nacional sencillamente sublime, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 2007 y visita ineludible en Tenerife. Y sí, acaso la forma más rápida de sentirnos como en Marte, con ese semblante volcánico tan característico de la montaña más alta de España. Sus 3.718 metros regalan una panorámica única y vivencias inolvidables que padres e hijos paladean caminando por senderos aptos para todos. Un paisaje de ensueño en el centro del mapa que, seguramente, atiborrará de fotos el grupo de WhatsApp familiar. No es para menos.

Parque Rural de Anaga/ Sendero de Los Sentidos (Turismo de Tenerife).

 

Igual sucederá en otros parajes rutilantes, como la Cruz del Dornajito en La Orotava, los altos de Tacoronte, el Sendero de los Sentidos en el Parque Rural de Anaga o —mención especial— en Masca, ubicado al oeste, conocido como el Machu Picchu insular y, con permiso, uno de los pueblos más bonitos del planeta. Tomemos nota. He aquí algunas de tantas excursiones saludables y memorables más allá de las preciosas playas que flanquean Tenerife.

Senderismo en Villa de Arico (Turismo de Tenerife).

¡CETÁCEOS A LA VISTA!

Conste que —aparte de andar por sus sendas— también hay quien mira las estrellas desde el Observatorio del Teide. Pero ahora surquemos el mar.

¿Sabías que las Canarias son el destino más importante de Europa en avistamiento de cetáceos? Observar ballenas y delfines en libertad resulta casi hipnótico. Dos mamíferos muy peculiares que reinan en las aguas cristalinas del océano Atlántico y que se pueden contemplar a bordo de un barco ecológico con todas las condiciones para estar a gusto y aprender curiosidades de la fauna marina. El gran escritor Cesare Pavese afirmaba que «no se recuerdan los días, se recuerdan los momentos». ¿Y qué mejores momentos que los de un buen viaje? Esta singladura también invita a nadar o hacer snorkel en un entorno idílico al sur de Tenerife, desde Puerto Colón, Los Cristianos o Los Gigantes. Por cierto, cautela en este último punto: la belleza del acantilado puede producir el síndrome de Stendhal.

Avistamiento de cetáceos en familia (Turismo de Tenerife).

¿PLAYA, MONTAÑA, PARQUES? TODO ESTÁ AQUÍ

Entonces, ¿playa o montaña? Porque tampoco faltan planes ante este dilema guasón tan popular. Incluso hay ideas que combinan ambas opciones. Que nadie dude en consultar cualquier detalle con el equipo de Baobab Suites.

Por ejemplo, en Granadilla de Abona, el Médano no solo es un paraíso para el windsurf, sino también para los niños. Un enclave playero que irradia embrujo y está coronado por la Montaña Roja, estampa de las que se graban en la retina. Y muy cerca, para darse más chapuzones inolvidables, las piscinas naturales de Los Abrigos, también al sur de Tenerife. Pero en toda la costa, de arriba abajo, de izquierda a derecha, afloran rincones abrumadores.

«Mi fin de semana perfecto es salir a caminar con mi familia por el parque. No creo que haya nada mejor». Palabras de la prestigiosa bióloga Anne Wojcicki. Y, en este sentido, en la isla existen joyitas —esta vez al norte— como el parque de La Vega Lagunera, donde practicar deportes como el fútbol sala, el baloncesto o el ping-pong y con zona de skate, bicicross, rocódromo y columpios para echar un rato muy apacible. Sí, la pregunta se antoja retórica: ¿quién se apunta?

Forestal Park (Turismo de Tenerife).

Otro vergel sorprendente para que los más peques de la casa corran, respiren aire puro y den rienda suelta a la imaginación es el Jardín Botánico del Puerto de la Cruz, fundado en 1788 y con más de 4.000 especies vegetales. Por no hablar de refugios de ocio más temáticos y archiconocidos como —también en el Puerto de la Cruz— el zoo Loro Parque, la catarsis acuática de Siam Park y Aqualand Aquapark en Adeje, los animales de Monkey Park y Camel Park en Arona, las tirolinas de Forestal Park en el Monte de La Esperanza o la Cueva del Viento en Icod de los Vinos. Esta última propuesta nos conduce a uno de los tubos volcánicos más alucinantes de la Tierra; sin duda, otro de tantos momentos que recordaría el autor Pavese si pasara por allí.

Siam Park (Turismo de Tenerife).

PLANES FAMILIARES Y TIEMPO JUNTOS CON BAOBAB SUITES

 Decíamos al principio que en Tenerife hay muchísimas experiencias para encandilar a mayores y jóvenes a la par. Una asaz genuina: montar a caballo. ¿A quién no le gustaría recorrer un paisaje estupendo en familia al más puro estilo jinete? No, no se requiere saber cabalgar como si fueras John Wayne, sino tener ganas de saborear un paseo diferente. En tiempos de patinetes, bicicletas eléctricas, coches a la última, ¿y si nos dejamos llevar así? Son solo algunas sugerencias para exprimir el tiempo libre en una isla de fábula, de las que nunca duermen, inabarcable en sus contrastes y repleta de buenas ideas. Además, ya sentenció el novelista Mark Twain que «se tiene que viajar para aprender». ¡Y qué mejor que aprender disfrutando padres e hijos juntos momentos únicos de la vida!

Por no hablar de la comodidad de la estancia o los atardeceres de postal. Porque, definitivamente, Baobab Suites trata de brindar el mayor bienestar a grandes y pequeños. En este sentido, un reclamo muy colorido es el Saplings Kid’s Club, una zona lúdica con juguetes, peluches, casitas, videoconsolas, talleres educativos, manualidades y todo lo necesario para fomentar la creatividad y proporcionar más entretenimiento y relax a todos los visitantes. Un verdadero foro de encuentro social, dinámico, vistoso, pedagógico y deportivo de los que se guardan para siempre en la memoria.

Saplings Kid’s Club (Baobab Suites).

En estos tiempos de frenesí y multitarea, Baobab Suites reivindica un mensaje que acaso parece obvio, pero es imprescindible: la importancia de pasar tiempo en familia. Un célebre estudio del Journal of Family Psychology de la Universidad de Georgia revela que, independientemente de la actividad compartida, se crea un vínculo emocional indeleble entre todos.

¿Y qué tal las vacaciones en Tenerife?, ¿bien o muy bien?

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Recibe directamente en tu buzón nuestras mejores ofertas y promociones exclusivas.

Ofrecemos a nuestros huéspedes acceso gratuito a la aplicación PressReader. La aplicación ofrece a más de 7000 periódicos y revistas, en más de 60 lenguas.

Conectate a la red Wifi del Hotel.

Disfrutar de manera ilimitada del contenido de PressReader.